NIIF/IFRS 9 para dummies

(Absténganse de leer los que no se dediquen a la contabilidad de grandes grupos empresariales)

El 1-1-18 entró en vigor la NIIF/IFRS 9 – Instrumentos financieros.

Esta NIIF afecta a la valoración de los activos financieros a l/p y a c/p en base a:

(1) El modelo de negocio de la sociedad.

(2) La naturaleza contractual de los flujos de efectivo del activo financiero.

Hay 3 posibles formas de contabilizar/valorar los activos financieros:

(1) Coste amortizado: el modelo de negocio es mantener un activo financiero para cobrar flujos de efectivo. La naturaleza de los flujos es cobrar un principal más intereses en fechas específicas. Por ejemplo, una sociedad cuyo objeto social es la inversión en bonos. Es la contabilización clásica que no considera cambios de valor en el activo más allá de la mera amortización del mismo.

(2) Valor razonable con cambios en patrimonio: el modelo de negocio y la naturaleza de los flujos son iguales al caso anterior, pero además dicho modelo contempla la venta del activo. Por ejemplo, la citada sociedad de bonos, pero que además se dedica a vender los mismos si su cotización es favorable. Es una contabilización que lleva los cambios de valor contra patrimonio (grupos 8 y 9) en vez de contra P&L (grupos 6 y 7).

(3) Valor razonable con cambios en P&L: todos los activos financieros que no entren en los casos anteriores. Es la contabilización clásica que sí considera cambios de valor contra P&L. Es decir, si nuestra participación en una filial va mal, dotamos una provisión de cartera. O si prevemos no cobrar un crédito concedido a un socio, pues a pérdidas. Si no vamos a cobrar una fianza , pues a pérdidas también.

 

NOTAS:

(a) IFRS es lo mismo que NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera), pero en inglés.

(b) P&L es “Pérdidas y Ganancias”. Yo también he sucumbido a este anglicismo.

(c) Esto es una chuleta que hice para mi jefe. Ya que la tenía escrita, he decidido colgarla aquí, por si le sirve a alguien.

 

El Reglamento Europeo de Protección de Datos

El nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD o GDPR por sus siglas en inglés) es el nuevo marco regulatorio de protección de datos de la Unión Europea. Entró en vigor el 25 de mayo de 2016 y comenzará a aplicarse en España el próximo 25 de mayo de 2018.

El RGPD es aplicable a todas las empresas respecto al tratamiento de datos personales relacionados con una persona física de la Unión Europea. Independientemente del tipo de tratamiento de datos personales realizado (recursos humanos, salud, seguros, etc.), las empresas deben asegurarse que están trabajando para cumplir con los nuevos requerimientos.

Ámbito territorial. Estarán sujetas al Reglamento las empresas establecidas fuera de la UE que realicen tratamiento de datos personales de ciudadanos residentes en la UE.

Consentimiento del interesado. El consentimiento para autorizar el tratamiento de datos debe ser libre, específico, informado, explícito e inequívoco. Será tan fácil retirar el consentimiento como darlo. El responsable del tratamiento deberá poder demostrar que se ha obtenido el consentimiento. No se permite el consentimiento tácito.

Información al interesado. La información deberá estar unificada y facilitada por escrito o medios electrónicos. El deber de informar estará basado en la transparencia del tratamiento.

Derechos de los interesados. Además de los derechos ARCO (acceso, restricción, cancelación y oposición) que existían anteriormente, aparecen tres nuevos derechos:

  • Derecho al olvido, como equilibrio entre el derecho a la información y el derecho a la supresión de datos. Permite suprimir o bloquear información que, pese a ser cierta, está obsoleta o es irrelevante por el transcurso del tiempo. Se incluye la salvaguarda de que no se aplicará el derecho a la supresión cuando sea necesario para ejercer los derechos a la libertad de expresión e información.
  • Derecho a la limitación del tratamiento de los datos. Permite limitar el uso de los datos personales mientras se comprueban ciertas circunstancias de los mismos, como por ejemplo, que sean inexactos, que se esté dando un uso ilícito, etc.
  • Derecho a la portabilidad de los datos. Permite que no tengamos que ir rellenando en cada momento un nuevo formulario sino que podamos ir trasladando nuestros datos de forma sencilla y automatizada

Responsabilidad proactiva. Los responsables del tratamiento deberán ser capaces de demostrar el cumplimiento de todos los principios del RGPD: licitud, información de los fines, minimización de los datos, exactitud, limitación del plazo de conservación, efectividad, integridad y confidencialidad.

Medidas de seguridad. Implantar medidas que garanticen la protección de los datos desde el diseño y en cualquier fase del tratamiento de los mismos: obtención, acceso, intervención, transmisión, conservación y supresión. En caso de violación de datos, se deberán notificar las incidencias a la autoridad de control en 72 horas, documentando la naturaleza de la violación y los posibles efectos de la misma.

Evaluación del impacto. Las empresas deberán asumir la responsabilidad de evaluar el grado de riesgo que representa para las personas que sean objeto de tratamiento, debiendo realizar una evaluación del impacto.

Registro de las actividades del tratamiento. Los responsables y encargados del tratamiento tendrán la obligación de llevar un registro de actividades cuando empleen a un mínimo de 250 personas, o cuando el tratamiento pueda suponer un riesgo para sus derechos y libertades.

Delegado de Protección de Datos. En ciertos casos (tratamiento de datos a gran escala. Tratamiento de datos por organismos públicos) es obligatorio que exista un Delegado que se encargue de la protección de datos, así como su ubicación dentro de la estructura de la organización.

Sanciones. Las multas serán proporcionales a cada caso particular. Habrá un incremento de la cuantía sancionable que podrá llegar, en casos graves, al 4% de la facturación en todo el mundo.

 

Fuente: Mazars.

 

 

El coladero de las KAM

Este año nos encontramos con una novedad en la tradicional visita de los auditores. El informe de auditoría incluye un párrafo de “Cuestiones claves de la auditoría” (Key Audit Matters – KAM). No vale para nada como es natural, excepto para incrementar el precio de sus servicios y justificarse de cara a la galería tras los recientes escándalos. Estuvieron presentes en el fraude de Petrobras en Brasil, en el affair Gupta en Sudáfrica, y en la quiebra de Carillion, la constructora británica. Eso no sorprende, dado que dominan el mercado. Las Cuatro Grandes (Big Four) auditan más del 95% de las compañías grandes que cotizan en Estados Unidos o Reino Unido. En España la actuación en el Banco Popular brilla con luz propia. Una más en la larga lista de informes de auditoría favorables de chiste: las cajas de ahorro que luego quebraron, el Bankia de Rato, el Viajes Marsans de Díaz Ferrán, etc., etc., etc…

Las cuestiones clave de auditoría son asuntos que a juicio del auditor fueron los de mayor importancia en la auditoría del ejercicio. Al hacer esta determinación, el auditor debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Las áreas de mayor riesgo.
  • Los juicios significativos de la dirección.
  • Las estimaciones contables con alta incertidumbre.
  • Los eventos o transacciones significativas ocurridas.

Se requiere que el Auditor incluya KAMs a menos que:

  • Exista una ley o reglamento que impida su divulgación pública.
  • En circunstancias excepcionales, cuando el auditor determine que un asunto no debe ser comunicado.
  • Las consecuencias adversas de hacerlo podrían superar razonablemente los beneficios del interés público de dicha publicación.

Para quien no se haya dado cuenta ya, estos dos últimos supuestos serán el coladero habitual.

Hasta que la labor de auditoría no se haga pública y con capacidad de sancionar (como los inspectores de Hacienda) no habremos avanzado nada.

 

Las 10 mejores ideas de Paramés

 

  1. Nadie está obligado a invertir en nada. En muchos casos lo mejor es no hacer nada.
  2. Sé propietario de activos, no prestamista. Los préstamos son una promesa que a veces se lleva el viento.
  3. Invierte en acciones todos tus ahorros no necesarios para un futuro cercano.
  4. Si no sabes que hacer, invierte en índices. Si tu ignorancia es absoluta invierte en un fondo índice global barato y olvídate del asunto.
  5. Los especuladores y la volatilidad son nuestros amigos, cuanto más haya, mejores resultados obtendremos a largo plazo.
  6. Estudiamos empresas, no la bolsa. Hay que comprar una acción como si fuéramos a comprar toda la compañía. Si no nos interesa comprar la compañía entera, no nos interesa comprar ni una sola acción.
  7. Los negocios con una larga historia tienen más posibilidades de supervivencia que los nuevos.
  8. Siempre que una compañía genere cada año valor, incrementando sus resultados, no nos debe preocupar que el mercado no lo reconozca. Es una oportunidad adicional de continuar invirtiendo en esa compañía a buen precio.
  9. Lee.
  10. Sé optimista. Haber nacido en 2016 es mucho mejor que haberlo hecho en 1963.

 

Invirtiendo a largo plazo. Francisco García Paramés. Deusto, 2016. 364 páginas.

 

Trenes, espías y desiertos lejanos

Siempre me ha fascinado el mundo del ferrocarril. Quizá sea porque mi infancia trascurrió en un barrio –Arganzuela- marcado por la brecha de la vía que comunicaba la Estación del Norte con la Estación de Atocha. O quizá sea porque mi padre tuvo como afición el ferro-modelismo y la casa estaba inundada de locomotoras y vagones de la marca Fleischmann.

Me encanta el Museo del Ferrocarril (hace un par de semanas estuve con mis hijos en una exposición de Lego) y las cervezas con amigos en el Mercado de Motores tienen un sabor especial. El centro comercial que más me gusta es el de la vieja estación de Príncipe Pío. Mi primer viaje fuera de España fue en el Interrail. Mi primera casa que compré estaba cerca de la calle Ferrocarril; la segunda casa estaba al lado de las vías por donde pasaba el legendario Tren de la Fresa que comunica Madrid con Aranjuez; y mi tercera casa, donde vivo actualmente, está pegada a las vías que se dirigen al Norte. A muchos les parecerá una locura, pero me encanta dormirme con el ruido de los trenes y las mañanas de los lunes se me hacen menos duras oyéndolos pasar desde mi habitación.

Desde hace unos meses –cosas del destino- trabajo en una empresa ferroviaria del grupo ACS. Casi toda la facturación viene de fuera, fundamentalmente de Polonia, Reino Unido y Francia. El último contrato adjudicado consiste en ejecutar 1.080 kilómetros de catenaria (línea aérea que transmite electricidad a los trenes) y 14 subestaciones en Israel. El plazo de ejecución es de 5 años y los trabajos se ejecutarán en cortes de circulación nocturnos de 7 horas y de 24 horas los fines de semana. Se trata del mayor pedido ferroviario de la historia del país, con una cartera de 500 millones de euros, por lo que la adjudicación de esta obra, imponiéndose a gigantes como Siemens (Alemania), CRCC (China) y Alstom (Francia), supuso una hazaña sin precedentes.

Los franceses no se quedaron de brazos cruzados y contrataron los servicios de inteligencia de la empresa Black Cube (ex agentes del Mosad). Los agentes se reunieron en el hotel Ritz de Madrid con el project manager del consorcio ganador haciéndose pasar por empleados de una consultora británica interesados en la formación de un consorcio en Singapur. La entrevista derivó en un interrogatorio para obtener información sobre otro proyecto en la India que sirviese para poner en duda la calidad de la oferta de ACS. Los espías israelís sacaron más de cuatro horas de grabaciones. No era la primera vez; ya hicieron los mismo en el hotel Ritz de Viena con un empleado de la ingeniería alemana de Deutsche Bahn. Este año, sin ir más lejos, varios agentes de Black Cube fueron arrestados en Rumanía por espiar a la fiscal anticorrupción del país. Lo cierto es que los de Alstom deben estar muy presionados desde París después de sus últimos fracasos en Israel. Perdieron un contrato de locomotoras frente a la canadiense Bombardier y la adjudicación del metro de Tel Aviv frente a la china CNR. En marzo los jueces dieron la razón a ACS y condenaron a la multinacional francesa a hacerse cargo del 100% de las costas del juicio.

Alstom ya digirió mal la adjudicación a un consorcio español del concurso para construir y operar el corredor de alta velocidad a través del desierto entre las ciudades santas saudís de Medina y La Meca, el mayor contrato ferroviario del mundo. Este consorcio, formado por Renfe, Talgo, Adif, Ineco, Cobra (ACS), OHL, Copasa, Indra, Siemens, Consultrans, Imathia e Inabensa, está a punto de concluirse y se aproxima a su fase de explotación, donde entra en escena Renfe como encargada de operar los trenes. La construcción del AVE del Desierto ha estado sometida a múltiples presiones externas e internas. Por un lado, las autoridades saudís han presionado al consorcio para acabar antes de la fecha prevista, a pesar de que la fase I, que era responsabilidad de un consorcio chino-saudí, acumulaba un retraso de más de un año. A nivel interno, las disputas entre los socios españoles han acabado con el relevo de cuatro consejeros. Uno de los principales problemas es la demanda de la parte pública de consorcio de que la explotación se realice a través de una sociedad participada por los doce miembros, a lo cual se han opuesto tajantemente varios de ellos, como OHL.

Una de las ventajas de tantos millones de euros invertidos en España en proyectos de alta velocidad ferroviaria es la enorme experiencia de los contratistas nacionales, que emplean esas referencias únicas en el mundo como tarjeta de visita para participar en las grandes licitaciones ferroviarias de otros países. Gracias al gran banco de pruebas que ha supuesto el AVE, cuatro grupos españoles (ACS, Ferrovial, Acciona y FCC) van a participar en los concursos del corredor de alta velocidad de 225 kilómetros que unirá Londres con Birmingham, cuyo presupuesto asciende a 22.000 millones de euros. Una segunda fase del proyecto llevará el AVE a ciudades del norte de Inglaterra como Leeds y Manchester.

 

Champions League

Como todos los años, Deloitte presentó el pasado enero el informe Football Money League, donde se analiza la evolución económica anual de los grandes clubes europeos. Si analizamos los esquemas societarios y económicos de los cuatro clubs que se han enfrentado en semifinales, observamos grandes diferencias. No obstante, bajo esas diferencias subyace un común denominador: el alejamiento del futbol de alta competición de la industria propia del deporte para asemejarse cada vez más a la industria de los medios y el ocio.

El Real Madrid cerró la última temporada como el club con más ingresos del planeta por undécimo año consecutivo. Los merengues ingresaron 577 millones € compuestos por:

  • Ingresos comerciales: 247 millones € (43%).
  • Derechos televisivos: 200 millones € (35%).
  • Matchday : 130 millones € (22%).

Las victorias legendarias del equipo –el club más laureado de la historia- y su apuesta por figuras internacionales son fundamentales a la hora de atraer capital. La propiedad del equipo sigue en manos de los socios y son ellos quienes aprueban las cuentas.

El Bayern de Múnich ingresó 474 millones € compuestos por:

  • Ingresos comerciales: 278 millones € (60%).
  • Derechos televisivos: 106 millones € (22%).
  • Matchday: 90 millones € (18%).

Los bávaros han obtenido beneficios desde 1993 y su solvencia quedó patente cuando liquidó con 16 años de antelación el préstamo  para la construcción del Allianz Arena. El 25% del equipo está en manos de tres grandes marcas teutonas: Adidas, Allianz y Audi, con un 8,33% cada una. El 75% restante pertenece a la sociedad FC Bayern München AG.

El Manchester City obtuvo unos ingresos de 463 millones € compuestos por:

  • Ingresos comerciales: 228 millones € (50%).
  • Derechos televisivos: 178 millones € (38%).
  • Matchday: 57 millones € (12%).

La adquisición del club por el jeque Mansour bin Zayed, de la familia real de Abu Dabi ha configurado un gran proyecto a largo plazo, cuyo objetivo es empezar a rellenar las vitrinas de grandes títulos internacionales. A nivel económico, los beneficios han empezado a llegar después de dos años consecutivos de abultadas pérdidas.

El Atlético de Madrid es el de menor poderío económico de los cuatro. Obtuvo unos ingresos de 187 millones € compuestos por:

  • Ingresos comerciales: 63 millones € (34%).
  • Derechos televisivos: 87 millones € (46%).
  • Matchday : 37 millones € (20%).

El magnate chino Wang Jianlin (propietario de Wanda) posee un 20% del club colchonero. La mudanza al nuevo estadio aumentará previsiblemente sus ingresos por matchday.

 

Un monstruo llamado Aramco

Aramco es la petrolera estatal de Arabia Saudí. Lidera la producción mundial de crudo (más de 3 veces la de Exxon), posee el 16% de las reservas globales de crudo (casi 10 veces las de Exxon) y es el cuarto productor mundial de gas.

Hace unos días anunció su intención de sacar a Bolsa un porcentaje de la matriz y de las filiales de downstream (refino, química y marketing) a fin de reducir el déficit público provocado por la caída en el precio del petróleo. Al cierre de 2015 el déficit era de un 15% del PIB.

Si la compañía saliera al parqué se convertiría en un verdadero monstruo. Con una capitalización estimada promedio de unos 3 billones $, multiplicaría por 5 la capitalización de Apple, la actual líder.

O dicho de otra manera, multiplicaría por 5 la capitalización de todo el IBEX 35.

Las últimas noticias apuntan a la venta de un 5% en la Bolsa de Ryad, mientras que el 95% restante se quedaría en manos de un fondo soberano saudí, que pasaría a ser el mayor del mundo, por delante de los de Noruega y Abu Dabi. Sería la mayor OPV de la historia.

El príncipe Mohammed Bin Salman, hijo del monarca saudí, dijo en una entrevista con Bloomberg que el plan es que la petrolera cotice no más tarde de 2018. Lo que no dijo es que esto les obligará a un ejercicio de trasparencia ante los inversores al que no tienen costumbre.

El informe de auditoría

Una breve descripción teórica

El informe de auditoría de cuentas anuales (balance, resultados, cambios en el patrimonio, flujos de efectivo y memoria) es un documento emitido por los auditores que refleja su opinión sobre las mismas. Su forma y contenido están sujetos a la normativa del ICAC. El párrafo de opinión puede ser:

  • Favorable: las cuentas ofrecen la imagen fiel .
  • Con salvedades: las cuentas ofrecen la imagen fiel, pero con ciertas reservas debidas a:
    1. Limitaciones al alcance debidas a la sociedad auditada (impuestas) a las circunstancias (sobrevenidas).
    2. Incertidumbres debidas a un asunto de cuyo desenlace futuro no se tiene certeza.
    3. Errores o incumplimientos de la norma contable.
    4. Falta de uniformidad respecto a las normas contables utilizadas en el ejercicio anterior.
  • Desfavorable: las cuentas no ofrecen la imagen fiel.
  • Denegada: el auditor no tiene elementos de juicio para formarse una opinión. Esto sucede cuando las limitaciones al alcance y/o las incertidumbres son muy significativas.

Además, se puede incluir un párrafo de énfasis para destacar algún hecho reflejado en las cuentas. Es independiente de la opinión manifestada.

 

Una crítica comúnmente aceptada

No aporto nada nuevo al afirmar que la reputación de los informes de auditoría está por los suelos. La totalidad de las empresas del IBEX, que se reparten las Big Four (Deloitte, EY, PwC y KPMG), llevan años presentando informes limpios y el reciente caso de Abengoa muestra que quizá debería haber alguna opinión con salvedad, cuando no desfavorable. Pero no acaba aquí la cosa. Es que en el mercado continuo, más del 95% de las compañías llevan años presentando informes favorables. Y esto es difícil de aceptar.

Una solución al problema sería que las auditoras fueran sociedades públicas. Es obvio que la visita de un inspector de Hacienda resulta para las empresas mucho más preocupante que la de un auditor externo. Incluso cuando la CNMV requiere información a una compañía, la cosa se pone un poco más tensa que cuando el auditor de turno hace la misma petición.

Por otra parte, el reciente escándalo de Vitaldent, ha vuelto a poner de manifiesto como las grandes instituciones se muestran incapaces de detectar anomalías. Poco antes del estallido de la crisis en 2008, Vitaldent anunció su salida a Bolsa de la mano de UBS y el banco suizo no detectó nada irregular. Sus cuentas han estado auditadas por dos grandes (KPMG y PwC) que tampoco vieron nada raro. El año pasado Mediobanca tuvo un mandato de venta de la sociedad y tampoco observaron nada destacable. Recientemente ha estado asesorada por Clifford Chance y otros bufetes: nada de nada.

Al final fue la Policía Nacional quien descubrió el pastel.

 

 

 

 

El cobrador del frac

Hace unas semanas me llamaron de una compañía de gestión de cobros para una posición de director financiero. De saque me dijeron que se trataba de una Collection Company, lo cual me sonó muy bien… pero cuando me explicaron el negocio un poco más en detalle, lo primero que me vino a la cabeza fue el legendario cobrador del frac.

Para entender un poco el negocio, me hice una pequeña chuleta. No pensaba colgarla aquí, pero esta semana he tenido mucho trabajo y no he podido escribir nada. Ahí va…

En España hay unas 1.000 agencias dedicadas a la gestión del cobro de deudas impagadas.

El negocio consiste en cobrar una comisión sobre el importe recobrado que oscila entre del 3,5% (si la deuda es reciente) al 25% (si la deuda es antigua). La clave del éxito es identificar bien a los deudores para ver si son solventes y asumir cuando no lo son para no perder tiempo ni dinero.

Según Crédito y Caución (la principal aseguradora de cobros en España), un 40% de las empresas ha externalizado esta gestión, desde PYMES (supermercados, gimnasios, tiendas) hasta grandes multinacionales (bancos, empresas de telecomunicaciones). Estas empresas suelen diversificar su cartera de impagados entre varias agencias de recobro. Organizan una puja donde gana el que ofrezca una comisión más adecuada. También comparan mes a mes que agencias funcionan mejor, enviándoles una tabla con los % de éxito de cada una. En ocasiones se les exige un mínimo de recuperaciones: si quedan por debajo tienen una penalización y si quedan por encima tienen un premio.

En ocasiones, las agencias compran a sus clientes la cartera de deuda. En 2005, la sueca Intrum Justitia compró al Santander 250.000 expedientes de deuda fallida con un valor nominal de 1.400 MM por 50 MM (un 3,5%). En estos casos, la venta de deuda debe ser comunicada al deudor por medio fehaciente (carta certificada o burofax).

Las agencias tienen sus deudas organizadas en carteras en función de:

  • Tipo de deuda: créditos hipotecarios, préstamos al consumo, facturas telefónicas.
  • Tiempo de impago: desde 1 mes a varios años.

La probabilidad de recuperación de un préstamo va del 80% (el primer mes) al 20% (después de 1 año). En una tarjeta de consumo pasa del 75% al 5%. Las hipotecas tienen un mayor porcentaje de recuperabilidad, pues son una prioridad para las familias.

La gestión del cobro tiene 2 fases:

  • Vía amistosa. Contacto con el titular por teléfono, carta o SMS. Se establece una negociación para acordar pagos aplazados, devolución del producto o condonación de parte de la deuda.
  • Vía judicial. Sólo llega el 6% de los casos. Se comienza con un proceso monitorio (juicios rápidos y gratuitos para expedientes hasta 250.000 €), pero si el titular no asiste o niega la deuda, se transforma en un juicio civil ordinario, donde el proceso se alarga y se encarece.

 

Los ficheros públicos de morosos son una poderosa ayuda para las agencias pues la inclusión en uno de ellos conlleva problemas para obtener financiación en el futuro. En España están:

  • RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas): mantenido por el Centro de Cooperación Interbancaria o CCI.
  • BADEXCUG: gestionado por Experian.
  • ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Fijos de Crédito) gestionado por la estadounidense Equifax.

Durante los años de la crisis ha habido un elevado intrusismo en el sector del recobro. Además España y Portugal son los únicos países de la UE sin una legislación. La Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobros (Angeco), que aglutina a 49 agencias, intenta que se regule esta actividad.

Buen fin de semana a todos.

 

 

La última moda… el compliance

El otro día comentaba con mi amigo Rafa, que es auditor interno, la última moda empresarial: el compliance… Voy a intentar dar un poco de luz acerca de este tema.

 

Origen 

La Ley 5/2010 estableció (por primera vez) la responsabilidad penal de las personas jurídicas cuando:

  • El delito ha sido cometido por sus administradores y directivos.
  • El delito ha sido cometido por rangos inferiores debido a que los administradores no han cumplido su deber de supervisión.

La empresa podía atenuar (no eximir) su responsabilidad si:

  • Confesaba el delito.
  • Colaboraba en la investigación.
  • Reparaba o disminuía el daño.
  • Establecía (con posterioridad a la comisión del delito) un plan de compliance penal con medidas de control para prevenir los delitos.

 

Obligatoriedad del plan

La Ley 31/2014 para mejorar el buen gobierno corporativo indicaba el deber de “adoptar las medidas precisas para la buena dirección y el control de la sociedad”. En definitiva, un plan de compliance penal.

 

Como exonerar a una empresa

La Ley 1/2015 reafirma la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Pero añade que la empresa puede ser exonerada.

  • Si el delito ha sido cometido por sus administradores y directivos, cuando se cumplan todas estas condiciones:
  1. Los administradores establecieran (con anterioridad a la comisión del delito) un plan de compliance
  2. La supervisión de este plan se hubiera asignado a un órgano de la sociedad.
  3. Los autores del delito hayan eludido este plan fraudulentamente.
  4. El órgano supervisor haya actuado correctamente.
  • Si el delito ha sido cometido por rangos inferiores debido a que los administradores no han cumplido su deber de supervisión: cuando los administradores establecieran (con anterioridad a la comisión del delito) un plan de compliance.

 

 ¿Quién supervisa el cumplimiento del plan?

El órgano de supervisión puede ser:

  • Si la empresa presenta PyG abreviada, el Consejo de Administración.
  • En caso contrario, un compliance officer.

 

¿Qué requisitos debe cumplir un plan de compliance?

Para la exoneración de la empresa, el plan de compliance debe :

  • Identificar las actividades con riesgo de delito.
  • Establecer protocolos de actuación.
  • Dotar de recursos financieros al plan.
  • Informar de posibles riesgos e incumplimientos.
  • Establecer un sistema disciplinario.
  • Verificar periódicamente el modelo.

 

El compliance como requisito para negociar

Las crecientes obligaciones en materia de control y prevención de delitos que se exigen actualmente a las empresas, al final se acabarán traduciendo en que el proveedor que no cuente con un modelo de compliance se quedará fuera del mercado. Es una tendencia muy extendida en el mundo anglosajón, donde todas las empresas exigen que la contraparte en un contrato cuente con un modelo propio de prevención de delitos. Muchas compañías de seguros, además, no te aseguran si no tienes un plan de este tipo. El Banco europeo de Inversiones (BEI) y la directiva europea de contratación pública también exigen que las empresas que contraten con la Administración tengan un programa de cumplimiento normativo. Al igual que con las IFRS, las grandes firmas de auditoría van a hacer el agosto…